El Lago



En el más absoluto silencio de su alma
Sólo podía escuchar las leves gotas
Morir y renacer en el agua de aquel lago.
Aquel milagro de la muerte hecha vida.
De la vida efímera de una lágrima inerte.

Por instantes su alma suplicaba ser agua.
Morir para renacer en otra vida,
Tal vez mejor, tal vez peor.
Pero revivir, siendo parte de la magestuosidad
Del pequeño lago, universo en sí mismo.

Si su alma quería ser agua: su corazón
Ansiaba ser el reflejo de la Luna cristalina.
Ser el espejo dónde ésta verse; dónde sentirse.

Todo su cuerpo, anhelaba formar parte del lago,
¿Acaso no era el lago su sueño?
¿Acaso no esperaba todas las noches en su habitación,
Que al amanecer estuviera húmedo y mojado?
Aquel pequeño lago era todo lo que tenía,
Y, a la par, no le pertenecía.

Su vida era tan triste como esas gotas
Guiadas por el frío viento del invierno
Que van a parar al césped, dónde morirán,
Como sus hermanas, pero ellas dejarán de ser agua.

Él soñaba con ser esa gota de vapor,
Que desde muy lejos ascenderá al cielo,
Para condensarse, y desde allí caer a la Tierra,
En forma de llovizna, en forma de niebla.
Ir a parar a ese lago, ser parte del todo
Y no ser nada.

Si esta fría noche pudiera tener su deseo,
Si este frío invierno cesara un segundo,
Yo sería agua, sería esa gota de agua
Que no renacerá, que no será hierba,
Aquella que jamás volará sobre el cielo;
Ni siquiera seré el reflejo de la Luna.

Si pudiera esta noche sería la gota de agua,
Que volará para morir en tus labios,
Para dormir en tus pechos, y calmar mi frío
Con el calor de tu corazón.

02-02-05: El Día Que Todo Cambió


Mi Cielo, al fin son cuatro años juntos,
1461 días llenos de buenos recuerdos,
De ilusiones y de sueños cumplidos.
Tantos días en los que la buena estrella me sonrió.

Todo ha sido tan mágico, tan maravilloso,
Que tal vez, sólo tal vez, haya habido malos momentos,
Pero, tantos otros hermosos los borraron.
Tantos sentimientos que se resumirían en uno:
Nuestro Amor.

Ese sentimiento que tú sientes por mí,
Ese que yo siento por ti.

¿Sabes? Aún hoy me río, aún hoy al recordar
Sonrío, al recordar aquel “hechizo de magia negra”;
Esa “irrimisibilidad”; ese “mejor lo hablamos cara a cara”.
Tantos recuerdos de aquel instante
Eterno y a la vez efímero.
Recuerdo que sólo nos veíamos dos días en semana.

Esa academia veraniega, ese primer aniversario,
En el que nos compramos la alianza,
Y nos la pusimos allí. En el arroyo, que tantas veces
Nos sirvió de escondite, dónde tanta pasión desbordamos.

Tampoco puedo olvidar todo lo que lloré en el segundo,
Desconsolado por hacerte el mismo regalo que tú a mí.
Tantas emociones juntos.

En estos cuatro años, tenerte cerca ha sido lo único que me importó.
Lo único que me dio fuerzas para seguir adelante,
Si tú no hubieses estado a mi lado, nada tendría sentido.
Si no estuvieses aquí, sabes que no sería yo.

Hoy, se cumplen cuatro años a tu lado.
Espero que lleguen muchos más,
Para poder despertarte cada amanecer con un beso, y un te amo.
Para poder susurrarte al oído que:
Quiero pasar toda mi vida a tu lado”.

Y demostrarte cuánto te necesito para seguir.
Cuánta falta me hace tu aliento en mi vida.


Más allá de lo imposible es mi alma que te dice… Te Amaré


video